El Objetivo de Desarrollo Sostenible nº2 de la Agenda 2030 de Naciones Unidas hace referencia a la erradicación del hambre, a la seguridad alimentaria, a la mejora de la nutrición y a la promoción de una agricultura sostenible. El sector alimentario y el sector agrícola ofrecen soluciones claves para el desarrollo y son vitales en la consecución de este ODS. Gestionadas de forma adecuada, la agricultura, la silvicultura y la acuicultura pueden suministrar comida nutritiva a todo el planeta, así como generar ingresos decentes, apoyar el desarrollo centrado en las personas del campo y proteger el medio ambiente

Sin embargo, lejos de alcanzar el objetivo ‘hambre cero’, según las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en 2020 el 8,9% de la población mundial padecía hambre (FAO), y las tendencias futuras no son más alentadoras, ya que se prevé que el número de personas que sufren esta problemática aumente en 150 millones de personas para 2030. Según el Programa Mundial de Alimentos, entre las principales causas de hambre severa se encuentran los conflictos causados por los seres humanos – de los cuales cabe destacar la degradación de los recursos naturales debido a su sobreexplotación, el cambio climático y las recesiones económicas. Asimismo, la pandemia provocada por la Covid-19 no ha hecho más que agravar la situación, pudiendo duplicar la cifra de personas que padecen hambre severa debido a factores como la reducción de ingresos y el aislamiento social (WFP). A esto se le suman otras problemáticas como pueden ser el desperdicio alimentario y el aumento de la población. Por un lado, la FAO advierte que, a nivel mundial, un tercio de los alimentos producidos para consumo humano se pierde o se desperdicia a lo largo de toda la cadena alimenticia, lo que equivale a 1.300 millones de toneladas por año (FAO).

Por otro lado, el incremento de la población que prevé Naciones Unidas hace necesario un cambio profundo en el sistema agroalimentario mundial; el aumento de la productividad agrícola y la producción alimentaria sostenible son cruciales para ayudar a aliviar los riesgos del hambre (ONU). Estos retos a los que se enfrentan los sistemas alimentarios mundiales constituyen un desafío crítico para el desarrollo y crean un riesgo cada vez mayor para las empresas, los gobiernos, las comunidades y el medio ambiente (SDG Compass: SDG 2: The role of business).

Por ello, las empresas se han convertido en un socio crucial para que los gobiernos y otras partes interesadas diseñen y ofrezcan soluciones eficaces, escalables y prácticas para un sistema alimentario y agrícola seguro y sostenible. La implementación de prácticas sostenibles y las alianzas con otros actores a lo largo de la cadena de valor agraria serán piezas clave de la consecución del ODS 2. Elementos como el empoderamiento de pequeñas granjas, el aumento de la productividad agraria y la mejora de vida de los trabajadores agrarios, la concienciación de los consumidores y las inversiones en la industria agraria son vitales para el mejor funcionamiento de los sistemas relacionados con la alimentación (SDG Compass: SDG 2: The role of business).

Independientemente del sector al que pertenezcan, todas las empresas pueden contribuir a la consecución del ODS 2. Concretamente, las empresas pueden incidir de forma muy positiva el refuerzo de la seguridad alimentaria, aumentando el número de personas con acceso a la alimentación, a una mayor variedad de alimentos y en una cantidad adecuada; a la prevención y reducción de la malnutrición por exceso; y a la reducción de la pérdida y desperdicio de alimentos en numerosas etapas de la cadena alimentaria. Las compañías son cruciales para eliminar el hambre a través de la innovación de productos y procesos que llega a todas las regiones y comunidades globales, aumentando la productividad de los agricultores en su cadena de suministro y reestructurándolo de tal manera que una mayor proporción de los ingresos va a los agricultores y sus trabajadores al reducir la necesidad de intermediarios que explotan su vulnerabilidad para su propio beneficio (Blueprint for Business Leadership on the SDGs).

De forma más específica, a nivel interno las empresas pueden adoptar varias medidas:

  • Implantar condiciones laborales dignas para los proveedores en países con legislaciones débiles, para asegurar que estas personas cuenten con un sueldo suficiente. Por ejemplo, una empresa de frutas asegura un ingreso decente para los pequeños agricultores al proporcionar contratos a largo plazo, tener relaciones directas con los productores, participar en el desarrollo de capacidades para prácticas agrícolas sostenibles y tener precios fijos (Business Actions to Lead SDGs).
  • Permitir a los empleados y su familia comer de forma nutritiva, sana y suficiente; especificando en todos los productos de la empresa la información nutricional correspondiente y estableciendo programas de alimentación para empleados que incluyan pautas para una alimentación sana y equilibrada.
  • Mantener los más altos estándares de sostenibilidad en las prácticas de abastecimiento, mejorando la trazabilidad de los productos y demostrando transparencia en la cadena de suministro agrícola. Por ejemplo, un fabricante de bebidas adopta una política de cero tolerancia frente a la explotación de los derechos a la tierra y la deforestación en su cadena de suministro, para promover el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades indígenas donde se adquiere o cultiva la tierra (Business Actions to Lead SDGs).
  • Formar a empleados y proveedores y proporcionarles ayuda técnica para que empleen prácticas de producción sostenibles.
  • Impulsar medidas para reducir el desperdicio de alimentos. Por ejemplo, una tienda del sector agrícola vende productos que se considerarían “deformados” con un descuento para reducir la pérdida de alimentos y combatir el hambre (Business Actions to Lead SDGs).

A nivel externo de la empresa, ésta también puede:

    • Utilizar sus productos y servicios para encontrar soluciones al hambre en el mundo, invirtiendo en tecnología agrícola sostenible e intensificando la colaboración con instituciones académicas y científicas. Por ejemplo, un distribuidor de alimentos utiliza envases asépticos y biodegradables para proporcionar acceso a alimentos que no requieren refrigeración ni conservantes, lo que amplía el alcance de las redes de distribución de alimentos (Business Actions to Lead SDGs).
    • Realizar proyectos de cooperación al desarrollo, con el foco en comunidades locales y poblaciones indígenas. Por ejemplo, una empresa de fabricación de alimentos desarrolla cereales enriquecidos con nutrientes para suministrar vitaminas a las poblaciones desnutridas, con instalaciones de producción en los países en desarrollo y trabajadores, incluidos los pequeños agricultores, de los cuales, más de la mitad son mujeres (Business Actions to Lead SDGs).
    • Crear alianzas público-privadas con ONG y administraciones públicas para proyectos específicos que favorezcan la reducción del hambre y a las comunidades locales. Por ejemplo, un minorista de café comparte diez años de investigación de agronomía patentada con agricultores de países en desarrollo, con el fin de ayudarlos a aumentar los rendimientos y cultivar de manera sostenible (Business Actions to Lead SDGs).
    • Disminuir el impacto medioambiental que tienen sus operaciones, para evitar crisis ambientales que repercutan en la correcta nutrición de la población y utilizando los recursos y productos de la empresa para ayudar en crisis y catástrofes naturales, conjuntamente con otros actores del sector humanitario.

Inscríbete aquí

Actividades destacadas:

Líneas de trabajo 2023-2024

  • Prevención de obesidad infantil y estilos de vida saludables.

Responsable propuesta: Tresmontes Lucchetti

  • Sostenibilidad de sistemas alimentarios, agricultura sostenible regenerativa:

Responsable propuesta: Nestlé

  • Seguridad e inocuidad alimentaria

Responsable propuesta: Empresas Carozzi – conoce la propuesta aquí

  • Reportabilidad ODS 2

Responsable: Red Pacto Global Chile

Empresas Inscritas

AFP CAPITAL S.A.

AGRICOM (WESTFALIA FRUIT)

ALSEA

AMFFAL SPA

ARAUCO

BANCO DE CHILE

BLP INGENIERÍA

BLUMAR

CAJA LOS ANDES

CCU

CENCOSUD

CGE

ECOGEN

EMBOTELLADORA ANDINA (COCA COLA)

EMPRESAS CAROZZI

EMPRESAS DIMERC

EMPRESAS IANSA

ENTEL

FALABELLA INMOBILIARIO

FALABELLA RETAIL

FOOD CORP

INDEMIN

IST

JUST BURGER

LACTEOS TRONADOR

MANUKA

MASISA

NESTLÉ

PEDIDOS YA

PJ CHILE SPA (PAPA JOHNS)

PROYECTA IMPACTO

SOCIEDAD QUÍMICA Y MINERA DE CHILE S.A.

SODEXO

SURA ASSET MANAGEMENT

TANDEM

TEAM SOLUTIONS (ALIANZA TEAM)

TRESMONTES LUCCHETTI

UNAB

UNILEVER

UNIVERSIDAD MAYOR

VERDEACTIVO

VIAS CHILE

VINA CONCHA Y TORO S.A.

VITAFOODS SPA

 

To top