Global Compact presentó el informe: “Derechos Humanos: el pilar fundamental de la empresa sostenible”

Noticias Red Pacto Global Chile

Derechos Humanos: el pilar fundamental de la empresa sostenible

Derechos Humanos: el pilar fundamental de la empresa sostenible

El 10 de diciembre de 2018, se celebró el 70º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), redactada en 1948 tras la Segunda Guerra Mundial. Éstos derechos son una de las principales líneas de trabajo de Pacto Global.

Dos de los Diez Principios de Pacto Global de las Naciones Unidas se derivan directamente de la Declaración Universal, en la que se pide a las empresas que apoyen y respeten la protección de los derechos humanos proclamados internacionalmente (Principio 1) y que se aseguren de no ser cómplices en la vulneración de los derechos humanos (Principio 2).

Asimismo, la Declaración Universal también tiene una importancia fundamental en la Agenda 2030. Aunque entre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible no existe un objetivo de “derechos humanos” independiente, estos son transversales en todos ellos.

Con motivo de esta celebración, Global Compact ha publicado el informe “Derechos Humanos: el pilar fundamental de la empresa sostenible”, en donde se destaca la forma en la que  Pacto Global de las Naciones Unidas está trabajando con sus empresas socias para promover los derechos humanos, incluyendo una compilación de ejemplos de empresas, recursos clave y actividades relevantes a nivel global y local. Además, ofrece una visión general de cómo las empresas participantes están adoptando los Diez Principios y tomando medidas para ayudar a cumplir los Objetivos Mundiales.

En concreto, este informe confirma hasta qué punto los derechos humanos son una parte esencial de la actividad empresarial: el 92% de los encuestados informaron de que contaban con políticas y prácticas en vigor en materia de derechos humanos.

Sin embargo, dicho informe también revela claras oportunidades para que las empresas profundicen en sus esfuerzos por respetar y apoyar los derechos humanos en todas sus cadenas de suministro y operaciones. Por ejemplo, en 2018, aproximadamente el 27% de las empresas encuestadas informaron de que habían realizado evaluaciones de riesgos directamente relacionadas con los derechos humanos, y sólo el 17% de ellas habían realizado evaluaciones de impacto relacionadas con los derechos humanos, ambos puntos de partida claros para fortalecer la participación de las empresas en esta esfera.

FireShot Capture 70 - - https___www.pactomundial.org_wp-content_uploads_2019_01_Human-Rights-The

Dentro del informe también se exponen las diferentes actividades realizadas por las redes locales. En este sentido, el trabajo realizado por las Redes es de vital importancia, ya que desempeñan un papel central en el impulso de la agenda empresarial y de derechos humanos sobre el terreno.

En general, en los últimos 70 años, se han realizado importantes avances en materia de DDHH. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer para que el respeto de los derechos humanos sea verdaderamente universal. Estamos lejos de lograr la libertad de la esclavitud y la servidumbre con 40 millones de personas que todavía viven en la esclavitud moderna en todo el mundo y se estima que se necesitarán otros 217 años para cerrar la brecha económica de género.

Por ello, debemos seguir trabajando para que el cumplimiento de los DDHH sea una realidad global. En palabras de Lise Kingo, directora ejecutiva de UN Global Compact, “Juntos podemos mantener encendida la Declaración Universal durante otros 70 años y más, proporcionando un camino hacia un mundo de paz, dignidad y oportunidades para todos.”

Un liderazgo empresarial sólido es esencial para garantizar que el respeto por los derechos humanos esté integrado en el corazón de la estrategia y las operaciones comerciales de una empresa.

Puedes descargar el informe aquí.

FireShot Capture 69 - - https___www.pactomundial.org_wp-content_uploads_2019_01_Human-Rights-The

 

Contexto Local

En el ámbito local, el Estudio SIPP 2018 (Sistema de Integración de los Principios de Pacto Global), realizado por el Área de Gestión de Proyectos de Pacto Global Chile,  cada año con el propósito de monitorear el nivel de involucramiento de los adherentes con los Diez Principios de Pacto Global y paralelamente identificar y visibilizar cómo las empresas participantes impactan en las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a través del análisis de sus reportes de sostenibilidad ha entregado un diagnostico de cómo se encuentran las empresas Chilenas en materia de derechos humanos, integrado en su ultima versión (2018) un enfoque transversal al respecto: 

Derechos humanos: Aún se observan importantes desafíos en esta materia, tanto a nivel de reportabilidad, como respecto a la realización de prácticas de protección de los DDHH por parte del sector privado. Por ejemplo, solo el 12% de las empresas reporta de manera efectiva la realización de capacitaciones en la materia, y entre ellas, solo dos empresas especifican realizar capacitación en DDHH al personal de seguridad. Respecto a la relación con pueblos originarios, solo un 8% de los reportes evaluados contienen información referente al número total de incidentes relacionados con violaciones de los derechos indígenas y las medidas adoptadas.

Género y desigualdad laboral: Si bien se observa un mayor interés de parte de las empresas por comunicar información relativa, las brechas persisten como principal desafío. Los directorios de las empresas analizadas, están compuestos predominantemente por hombres mayores de 50 años. Asimismo, del total de las empresas que reportan la información –44–, un 50% tiene un directorio compuesto únicamente por hombres y un solo 22% del total de las que reportan –11 empresas – tiene más de una mujer en su directorio. En relación a salarios, el 27% del total de empresas que reportan – 13 de 48 – justifican las brechas salariales por diferencias en torno a las responsabilidades, competencias y experiencia del trabajador, mas no por el género. Además, mientras más alto sea el cargo, crecen más estos contrastes.

Relaciones laborales: En cuanto a la formalización de la relación laboral a través de un contrato, destaca que las empresas reportan en promedio un 78% de trabajadores con contrato indefinido. Acerca de la libertad de sindicalización de los trabajadores, las empresas declaran permitir la asociación de sus empleados. En contraste con esto, las empresas no manifiestan contar con políticas formales para informar a sus trabajadores sobre plazos respecto a cambios operacionales, incluyendo aquéllos que afectan los convenios colectivos, siendo solamente 3 las que sí lo detallan.

Recursos naturales, producción y empresa: Necesitamos actuar ya. Este año el reporte del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU estableció que las condiciones actuales son críticas. A nivel nacional, se observa que las empresas evaluadas han comenzado a tomar medidas al respecto. El ODS 13 se encuentra entre los tres más reportados, lo que da cuenta de la creciente prioridad que estaría tomando el cambio climático para las empresas. Sin embargo, aún se presentan desafíos respecto a la incorporación de este tema en la planificación para la gestión de riesgos y en la visualización de oportunidades para el negocio.

Instituciones sólidas y sociedades íntegras: La falta de integridad en los negocios es una mala práctica que puede tener un gran impacto en la sociedad, vinculándose directamente con mayores riesgos de conflictos sociales y debilitamiento de las instituciones. En este sentido, respecto a las iniciativas reportadas, destaca la información relativa a los valores, principios, estándares y normas de conducta, la cual alcanzó una reportabilidad de un 98. Como dato especifico destaca que solo un 23% de las empresas evaluadas reporta la realización de aportes financieros a partidos políticos.

 

¿Que pueden hacer las empresas al respecto?

Principio 1: “Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia”.

Este Principio de Pacto Global de Naciones Unidas sobre los derechos humanos hace énfasis en el concepto de la debida diligencia como la herramienta de las empresas para prevenir la violación de los derechos humanos y aborda los impactos adversos sobre los derechos humanos con los que pueda estar involucrada la organización.

Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los Derechos Humanos fundamentales reconocidos internacionalmente dentro de su ámbito de influencia. Además, se alienta a las empresas a tomar medidas para apoyar los derechos humanos, aportándoles la oportunidad de tomar acciones voluntarias para hacer una contribución positiva hacia la protección y el cumplimiento de los derechos humanos, ya sea a través del negocio más “core”, inversión social estratégica, filantropía, compromiso, defensa de políticas públicas y/o alianzas y otras acciones colectivas.

Las acciones de apoyo a los derechos humanos debe ser un complemento y no un sustituto de la acción para respetar los derechos humanos. Se debe prestar especial atención a los derechos de los grupos vulnerables, incluidas las mujeres, los niños y niñas, las personas con discapacidad, los pueblos indígenas, los trabajadores migrantes, personas de la tercera edad, etc.

Entre los elementos particularmente importantes de un enfoque de gestión integral de los derechos humanos destacan:

 

  • Evaluar los impactos en los derechos humanos. Considerar las implicaciones potenciales por parte de las organizaciones, de las actividades y relaciones dentro del contexto operativo.

  • Integración de políticas de derechos humanos en una empresa. Si la conciencia de los problemas de derechos humanos y su importancia no está completamente integrada en todas las funciones y procesos internos relevantes, pueden producirse acciones inconsistentes o contradictorias.

  • Tomar medidas: la actuación adecuada que debe emprender una empresa variará según si ha causado o ha contribuido a un impacto, y si está directamente relacionada con ese impacto a través de sus relaciones comerciales. En función de lo cual la compañía deberá cesar, prevenir, o mitigar el impacto

  • Seguimiento del progreso: los procesos de supervisión generan la información necesaria para crear incentivos y desincentivos adecuados para los empleados, garantizar la mejora continua y realizar los ajustes necesarios en las prioridades y los enfoques.

  • Comunicar los progresos: la generación de informes es un motor para el cambio, tanto externa como internamente.

  • Reparación: una compañía debe compensar o participar en la compensación de los impactos adversos sobre los derechos humanos que ha causado o en los que ha contribuido.

 

Sobre los derechos humanos

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen o etnia, raza, religión, lengua, o cualquier otra condición. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles, según la definición que nos proporciona la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

¿Por qué los derechos humanos son importantes para las empresas?

La responsabilidad de respetar los derechos humanos no les corresponde sólo a los gobiernos o a los estados soberanos. Los derechos humanos son importantes tanto para los individuos como para las organizaciones que los individuos crean. Parte del compromiso asumido por el Pacto Mundial es que la comunidad empresarial tiene la responsabilidad de hacer que se respeten los derechos humanos, tanto en los lugares de trabajo, como en su esfera de influencia más amplia.

El respeto y el apoyo a los derechos humanos, también refuerza a su vez las relaciones de la empresa con sus stakeholders.

Algunos ejemplos de cómo las empresas apoyan y respetan los derechos humanos a través de sus actividades:

 

En el lugar de trabajo

  • Proporcionando condiciones de trabajo seguras y saludables.

  • Garantizando la libertad de asociación.

  • Proporcionando acceso a la salud básica, la educación y la vivienda para los trabajadores y sus familias, si no se les proporciona en otro lugar.

  • Teniendo un programa de acción que impulse la contratación de víctimas de violencia doméstica.

  • Haciendo ajustes razonables para respetar y adaptarse a las prácticas religiosas de todos los empleados.

 

En la comunidad

  • Previniendo el desplazamiento forzoso de individuos, grupos o comunidades

  • Trabajando para proteger los medios de vida económicos de las comunidades locales.

  • Tomando parte en el debate público. Las empresas interactúan con todos los niveles de gobierno de los países donde operan. Teniendo, por lo tanto, el derecho y la responsabilidad de manifestar su visión sobre los asuntos que influyen en sus operaciones, empleados, clientes y comunidad de la que forman parte.

 

 

Recursos

Principios Rectores de Naciones Unidas. Guía para la interpretación.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

Cómo desarrollar una política de Derechos Humanos (en inglés)

Guía de DDHH para pymes de la Comisión Europea.

Pymes y Derechos Humanos.

Pack de formación en DDHH.

 

31145729760_f1e424a626_k

Eleanor Roosevelt de los Estados Unidos sosteniendo un cartel de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en francés.

Noticias por Categoría

Archivo de Noticias

Simple Calendar

abril 2019

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30