Empoderar a las niñas y las mujeres es la mayor oportunidad para el desarrollo humano y el crecimiento económico | RSE | Pacto Global Chile

Empoderar a las niñas y las mujeres es la mayor oportunidad para el desarrollo humano y el crecimiento económico

Empoderar a las niñas y las mujeres es la mayor oportunidad para el desarrollo humano y el crecimiento económico

Reconociendo que la realización de los derechos humanos de la mujer, en particular en las zonas rurales, se ha retrasado, la Comisión sobre el Estatuto de la Mujer en las Naciones Unidas hizo hincapié en la relación que se refuerza mutuamente entre la igualdad de género y la aplicación plena, efectiva, acelerada y sensible al género de la Agenda 2030 para desarrollo sostenible.

La Agenda 2030 tiene un significado particular ahora, porque a pesar del importante progreso en materia de género, los estudios muestran que la brecha de género se está ampliando, de hecho, por primera vez en más de una década. A principios de este año, un nuevo informe estimó que tomará 100 años cerrar la brecha de género, en comparación con 83 años atrás.

¿Un paso hacia adelante, dos hacia atras?

Esta información desalentadora parece responder a una pregunta que he hecho durante tres años seguidos: “¿Estamos en un momento de Sísifo o bola de nieve por la igualdad de género?” En otras palabras, ¿daremos dos pasos hacia atrás para cada paso adelante?

En un año que se ha visto traer la voz de las mujeres al primer plano, las noticias de una brecha de género cada vez mayor solo ponen de manifiesto cuánto trabajo aún tenemos que hacer.

Durante el año pasado, las mujeres han hablado cada vez más sobre las desigualdades que enfrentan en el lugar de trabajo, desde el acoso sexual hasta la desigualdad salarial, lo que demuestra que el trabajo está lejos de haber terminado. Los movimientos #MeToo y #TimesUp se convirtieron rápidamente en fenómenos globales y llevaron a un cambio cultural fundamental en la conversación sobre los obstáculos que enfrentan las mujeres a lo largo de su vida personal y profesional.

Espero que todos los líderes empresariales estén prestando especial atención y estén preparados para tomar las medidas necesarias para crear un entorno para mujeres y niñas libre de discriminación y acoso. Las empresas responsables de hoy en día también deberían ofrecer igual reconocimiento y oportunidad en todos los niveles, desde la sala de juntas hasta la fábrica.

Las empresas tienen la clave para el empoderamiento de las mujeres

Las empresas pueden liberar grandes cantidades de potencial económico mediante el apoyo a la igualdad de género, al tiempo que cambian las normas y los prejuicios que obstaculizan el empoderamiento de las mujeres y las niñas. El desafío radica exactamente en cómo las empresas pueden avanzar prácticamente en la igualdad de género y abordar los sesgos inconscientes.

Un informe reciente encontró que, si bien muchas empresas pueden tener programas y políticas de igualdad de género, a menudo son ad hoc y están aisladas de las operaciones comerciales. Para realizar plenamente los impactos positivos del empoderamiento de las mujeres, el sector privado debe avanzar en la igualdad de género no solo en el lugar de trabajo y en los equipos de liderazgo, donde la mayoría de las empresas tienen su enfoque actual, sino también en el mercado y en la comunidad.

Estamos luchando por un mundo mejor

El empoderamiento y la igualdad de oportunidades no son un juego de suma cero. Más bien, representan una lucha por un mundo mejor, donde todos ganan y nadie queda atrás. Empoderar a las niñas y las mujeres es la mayor oportunidad para el desarrollo humano y el crecimiento económico.

Los estudios muestran que las empresas con más mujeres ofrecen más bienes y servicios a las comunidades con acceso limitado o nulo a productos financieros. También tienden a priorizar los problemas ambientales y es probable que inviertan en energía renovable, productos con bajas emisiones de carbono y eficiencia energética. Claramente, si una empresa está buscando ser más sostenible y encajar en el futuro, empoderar a las mujeres para que lo ayuden es más sensato desde el punto de vista comercial.

Como orgullosa Campeona Internacional de Género, y también, por supuesto, como una mujer que lidera la iniciativa de sostenibilidad corporativa más grande del mundo, el Pacto Global de las Naciones Unidas, la causa de crear un ambiente de trabajo donde las mujeres puedan prosperar es una prioridad. Y quiero que los líderes empresariales de todo el mundo sepan que, más allá de ser lo correcto, o incluso lo más inteligente, la igualdad de género en el lugar de trabajo es posible hoy, no dentro de 100 años, ni 83, pero aquí mismo, y ahora mismo.

Cambiar las reglas

Si hay algo que la trayectoria actual atestigua, es que la igualdad de género no es un proceso evolutivo. A menos que tomemos medidas decisivas para empoderar a las mujeres y cerrar de manera proactiva la brecha de género en todos los puntos de contacto en la sociedad, en el mejor de los casos nos encontraremos paralizados y, en el peor de los casos, retrocediendo. Necesitamos provocar una revolución de género y cambiar las reglas del juego, y las empresas deben liderar.

Lise Kingo

Directora Ejecutiva de UN Global Compact

Noticias por Categoría

Archivo de Noticias

Simple Calendar

octubre 2018

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31