Sostenibilidad: Competitividad y Eficiencia para las empresas | RSE | Pacto Global Chile

Sostenibilidad: Competitividad y Eficiencia para las empresas

Sostenibilidad: Competitividad y Eficiencia para las empresas

El entorno socioeconómico de incertidumbre en el que se encuentran diferentes economías a nivel mundial no es únicamente el resultado de deficientes manejos de las bonanzas y periodos de crecimiento económico recientes, pues en parte también se debe a la falta de visión de largo plazo de los empresarios para aprovechar estas coyunturas y construir entornos competitivos favorables que permitan paliar las épocas de crisis. Por su parte, los tratados de libre comercio desde el momento de su firma además de generar una exposición inmediata a esta incertidumbre global, brindan también acceso a mercados altamente sensibles a las buenas prácticas empresariales. El desarrollo sostenible, que involucra por definición una visión de largo plazo, ocupa un lugar destacado en los asuntos de comercio e incluso es cobijado por estos acuerdos. De esta manera, las empresas no enfrentan barreras geográficas y la necesidad de reducir costos es la principal motivación para globalizar sus actividades, por esto cada vez tienen una menor injerencia y control sobre las actividades que tercerizan o sobre sus socios comerciales, conllevando asumir riesgos con gran potencial de afectar la sostenibilidad del negocio.

El reto de las empresas siempre ha sido comprender la forma en que la realidad construye y transforma el futuro en el que han de desenvolverse. Actualmente el reto es de dimensiones nunca antes vistas pues importantes fenómenos se han conjugando para modificar el entorno socioeconómico mundial, desde la tecnología hasta el cambio climático han alterado la forma de funcionamiento de los negocios, los hábitos de consumo y las expectativas del ser humano. Hoy en día la conectividad implica inmediatez en las comunicaciones y en la trasmisión de cualquier impacto, al igual que la globalización en materia de comercio, mientras que el consumidor es cada vez más consiente de su responsabilidad en temas de sostenibilidad, todo lo cual conlleva un entorno altamente exigente para las empresas.

Así, la coyuntura de los mercados conlleva que muchas empresas deban volver a repensar sus estrategias para viabilizar el desarrollo de sus negocios de forma competitiva y mantener así la vigencia y el liderazgo en sus sectores. Del intercambio de bienes y servicios surgen retos y oportunidades para que los empresarios puedan incursionar en los mercados internacionales, a su vez, la transformación de las sociedades de consumo representan oportunidades de negocio, pero para esto es necesario que las empresas empiecen a adoptar mejores prácticas, de manera que la Sostenibilidad y los elementos que la conforman sean una eficaz herramienta cuyo uso estratégico facilite este proceso.

La experiencia adquirida por parte de las empresas con la incorporación de mejores prácticas y su impacto en la obtención de resultados financieros positivos es real; -no en vano las más grandes compañías latinoamericanas trabajan arduamente para demostrar su compromisos con la sostenibilidad al estar vinculados al DJSI -; y sugiere que ir más allá de las puertas de la organización permite aumentar la competitividad de las empresas, además de tener un impacto directo en la productividad de estas.

De igual forma las prácticas responsables y los comportamientos interiorizados en las compañías deben empezar a migrar hacia la cadena de suministro, como una herramienta de gestión. Procurando mejorar la eficiencia al lograr reducir los impactos en el medio ambiente, así como el desarrollo de sus proveedores; promoviendo las prácticas justas de negociación con todos los involucrados en sus procesos de abastecimiento y comercialización; impulsando la trasparencia y el respeto por los valores, creencias y promesas de venta, a través de sus actividades de publicidad y mercadeo; y promoviendo campañas de educación al consumidor en cuanto a la utilización de los productos y servicios o campañas de disposición final que faciliten el manejo de residuos a través y el programa RRR (reutilizar, reducir y reciclar), obteniendo como resultado, incidencia en el control del ciclo de vida del producto.

Tal como ocurrió en el ámbito de la gestión y aseguramiento de la calidad en las compañías, la relación y la interacción de las empresas con sus cadenas de suministro será un factor fundamental para la sostenibilidad, como estrategia que las diferencie de su competencia, de modo que disminuya riesgos y reduzca costos, buscando ofrecer mejores productos y servicios a los clientes, aumentando la competitividad, la eficiencia, el posicionamiento y reconocimiento de marca, y sobre todo comprometidos como actores sociales sostenibles y contribuyendo al asegurar lo más importante en el mundo empresarial: la continuidad rentable del negocio.

Alvaro Urquijo
Director Qualitas T&T

Noticias por Categoría

Archivo de Noticias

Simple Calendar

noviembre 2017

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30