Entrevista a María Inés Salamanca | RSE | Pacto Global Chile

Noticias Red Pacto Global Chile

María Inés Salamanca: “Las cuotas son medidas correctivas que funcionan en el mundo”

María Inés Salamanca: “Las cuotas son medidas correctivas que funcionan en el mundo”

Con el propósito de trabajar por la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, en 2010 surgió ONU Mujeres, en ese entonces con Michelle Bachelet como directora ejecutiva. Desde entonces han pasado cuatro años y la entidad en Chile es representada por María Inés Salamanca. En la siguiente entrevista publicada en HubSustentabilidad, Salamanca destaca los avances que se han hecho en nuestro país al respecto, asimismo, reconoce que en Chile hay un largo camino por recorrer.

¿Cómo fue la llegada de esta agencia a nuestro país?

Ha sido muy intenso, pero al mismo tiempo gratificante. Partimos esta oficina con un programa apoyado por la Unión Europea que busca apoyar a organizaciones de la sociedad civil que promueven la igualdad de género en tres líneas principales: participación política y liderazgo, el empoderamiento económico de las mujeres y la eliminación de violencia de género, ámbitos donde nuestro país tiene muchos desafíos.

A dos años de estar en el cargo, ¿qué visión tiene de nuestro país?

En el área de participación de las mujeres en las empresas existe un gran desafío por delante porque tenemos una baja participación de las mujeres en el mundo laboral comparado con el resto de los países. La brecha salarial en Chile es del 30%, en América Latina es de 19% y en el mundo de 24%.

¿Qué ocurre a nivel ejecutivo?

Mientras más alto el nivel de educación, las brechas se agrandan. Si las mujeres tienen estudios de postgrados estas diferencias se acentúan aún más. En Chile sólo tenemos un 5,4% de mujeres en directorios de empresas IPSA, según datos del 2014, lo que es demasiado bajo.

¿A qué se debe esa diferencia?

En nuestros diálogos con el sector privado nos dicen que los hombres piden mucho más seguido aumentos de sueldo. La mujer por su parte, dice que no es el momento para la empresa. Y no sólo ocurre con los sueldos, sino que con grados de responsabilidad. Pero también creo que existe unas políticas internas de las empresas que tienen un sesgo respecto a la remuneración que debieran recibir las mujeres.

¿Y qué pasa con las gerencias?

El 95% de los gerentes generales en el mundo son hombres. Es una cifra alarmante. Al mismo tiempo, las mujeres tienen una performance mucho más interesante. Cuando se cruzan los datos, te das cuenta de que las empresas que más mujeres tienen son a las que les va mejor, por que mientras más diversa sea una organización, mejor responde ante los desafíos.

Uno de sus objetivos es el empoderamiento de las mujeres.

Esto tiene varias dimensiones. Por ejemplo, el año pasado trabajamos en un proyecto pequeño en la Región del Maule y si consigues que diez mujeres salgan de una situación de violencia o que tomen conciencia de que existe, es un avance. Pero aún hay mucha violencia, por ejemplo hace poco conocimos a una chica que usa el cabello corto para evitar ser víctima de violencia.

¿Qué pasa con el empoderamiento económico?

Este va desde atreverse a pedir aumentos de sueldo hasta dar un salto y tener autonomía económica, lo que pasa en todas las clases sociales.

¿Cuáles son las principales preocupaciones en Chile?

Cuando partió He for She, se instauró un sistema en que el usuario entra a una plataforma web y hace un compromiso, además de señalar cuáles son las área de trabajo para su país. En Chile señalan que la prioridad es la violencia y le sigue la brecha en el trabajo.

Desde el mundo de políticas públicas, hay lugares donde se busca el contar con cuotas, ¿funcionan?

En el ámbito político hay distintos mecanismos, Chile optó por la cuota a nivel de lista con cuota de candidatas e incentivo a los partidos políticos. Las cuotas son medidas correctivas que, al menos, funcionan. Se tienen que aplicar un tiempo y después evaluar. Pero se debe dar la oportunidad a que estas transformaciones ocurran. De hecho, nosotros ya no hablamos de cuotas, sino de democracia paritaria.

Cuando se analizan las razones por las que la mujer en Chile no trabaja, el cuidado de la familia es una de ellas.

Lo que pasa es que en nuestro país la corresponsabilidad es muy baja. Si comparas las horas de trabajo de un hombre y de una mujer, y a ésta le sumas el doméstico, te encuentras con que es equivalente a que la mujer trabajara dos días más. Necesitamos una transformación cultural.

Buscando ese cambio cultural surgió He for She

Así es. Lo que se busca con la campaña He for She es integrar a los hombres, pero con acciones. Por ejemplo, recientemente el diputado Giorgio Jackson que dijo en Icare que no participará en eventos donde el panel esté sólo compuesto por hombres.

Cómo llega esta corresponsabilidad a las nuevas generaciones

Siento que hay una generación nueva, donde los hombres que son padres están respondiendo a otro modelo en que están involucrándose cada vez más. Los millennials ven que es súper importante ese rol y cada vez llegan más hombres a las empresas a pedir permisos de paternidad y el derecho de sala cuna. Si hablamos de corresponsabilidad, todos son parte del proceso. Y ese es un desafío muy grande para las empresas.

Noticias por Categoría

Archivo de Noticias

Simple Calendar

febrero 2018

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28