Fundaciones: ¿Cómo hacer un giro de la filantropía a la RSE ?

18 noviembre, 2011 1 Comentario

Fundaciones: ¿Cómo hacer un giro de la filantropía a la RSE ?Estas loables organizaciones, con objetivos solidarios, se nutren, por una parte, de aportes de las empresas, pero también de contribuciones de los individuos.

En general, hoy día, las grandes empresas crean sus propias fundaciones, para canalizar sus recursos en objetivos que les son más sensibles y además, para ejercer un control más directo de su operación y de la transparencia en el manejo de las finanzas.
Cuando se trata del aporte de las personas, podemos mencionar que un estudio desarrollado por la Fundación Trascender, dio a conocer que a nivel global, la donación promedio en Chile cayó un 52%, de $5.463 a $2.639 por persona. Esto representa una baja bastante significativa para el financiamiento de estas entidades, considerando el volumen del sector que constituyen las fundaciones, en Chile.

El mismo estudio afirma que las fundaciones, en el país, emplean en forma remu­nerada alrededor de 300 mil personas en jornada completa, representando el 4,9% de la población económicamen­te activa, lo que es bastante alto, comparado con otros países de Latinoamérica.

¿Cómo mantener estas organizaciones, que cumplen un papel importante, contribuyendo a los logros país, en tiempos de crisis ? Lamentablemente, hay organizaciones emblemáticas, como es el Hogar de Cristo, que ha realizado un llamado al gobierno para salvar más de 30 centros que están en peligro de cerrar por el grave déficit económico que alcanza los $3.500 millones. Otras, como Fundación Las Rosas, este año presenta un déficit de $683 millones y la sociedad San Vicente de Paul, ya informó un déficit anual de $400 millones.

Por qué esta situación ? En Chile hay cerca de 15 mil organizaciones sociales, todas las cuales tienen un sinnúmero de necesidades, por lo que se han visto obligadas a competir en el mismo medio, por el logro de recursos, montando estructuras operativas de alto nivel profesional para diseñar proyectos de envergadura, de ambiciosa cobertura, buscando vías para lograr motivar posibles “socios”.

El principal aspecto que ha influido en la dificultad de estas fundaciones para mantenerse, es que mientras años atrás, las grandes empresas apoyaban fundaciones de diferente índole, en un nuevo concepto de RSE, evolucionando desde la filantropía, han creado una fundación corporativa, cuyo objetivo ha nacido de un análisis acerca de los beneficios que sus grupos de interés requieren. Estas fundaciones se financian directamente con los aportes de la compañía. Según el estudio de Alpert, en Estados Unidos, alrededor de un 11% de las empresas canalizan sus contribuciones únicamente a través de una fundación corporativa, no destinando recursos a otro tipo de organizaciones de beneficencia.

Por otra parte, la donación, por parte de la sociedad en general, ha disminuido, por el aumento en el nivel de desconfianza que se ha expandido, como consecuencia de casos puntuales de mal uso. Según el estudio de la Fundación Trascender, el 31% de la gente decide no donar, por esta razón. En el grupo socioeconómico ABC1, más del 50% no aporta porque según ellos, desconfían de la trasparencia en este tipo de organizaciones.

Este mismo estudio muestra que más del 90% de los chilenos “dice” que hace donaciones. Pero la mayoría prefiere hacerlo mediante acciones esporádicas y puntuales o en las colectas. Sin embargo, sólo el 40% se compromete con donaciones mensuales lo que implica que no existe sostenibilidad para las fundaciones, en base al aporte de personas.

En el reciente SR Mining 2011, ( Primer seminario Internacional sobre Responsabilidad Social en Minería ), que se llevó a cabo en Santiago, del 19 al 21 de octubre, se expuso un caso de fundación, formada por la propia minera Inti Raymi, en el departamento de Oruro, en Bolivia, en que % establecido, de las ganancias obtenidas cada año por la empresa, se destina a esta fundación, la que cuenta entonces con un presupuesto anual asegurado, y son 24 comunidades rurales, aledañas a las operaciones de la minera, las que deciden cómo se van a invertir en el año, estos fondos.

En un comienzo, la empresa procuró motivar a las personas con seguros de vida y de salud, como beneficios adicionales, pero ellos no apreciaban este destino de los fondos. Sin embargo, hoy día, existe un excelente modelo de seguridad para la comunidad local y al participar en la toma de decisiones,  a su vez, se ha establecido una estrecha conexión con la minera, que verdaderamente les ha enseñado a priorizar sus necesidades, con vistas a futuro. Un caso ejemplar para tener en cuenta, de cómo pasar de la filantropía, a la RSE, en las fundaciones y asegurar su permanencia y crecimiento en el tiempo.

 

Margarita Ducci

Directora Ejecutiva Red Pacto Global Chile (ONU) – (UNAB)

 

Un comentario en “Fundaciones: ¿Cómo hacer un giro de la filantropía a la RSE ?”

  1. Antonio Javierre dice:

    La creación de valor compartido por parte de las empresas y organizaciones, sin duda es el camino hacia el desarrollo para la sociedad con inquietudes responsables.
    Para ello como se dice en el ejemplo, se hace necesaria la complicidad de todas las partes interesadas.
    Esta es la forma de hacer efectiva una transición desde la filantropia, hacia RSE y la verdadera Sostenibilidad.
    Un buen post para reflexionar,Margarita
    Saludos..

Deja Tu Comentario

Archivo de Noticias Pacto Global

Últimos Comentarios

Encuestas

¿Qué medidas considera que pueden ser un aporte por parte del estado para aumentar la inclusión laboral femenina?

Loading ... Loading ...